política

ESPAÑA 2016: PAISAJE DESPUÉS DE «CUATRO BATALLAS»

“Fuertes vientos, fuerte lluvia. Es el momento propicio para llevar a cabo un ataque nocturno” (Bansenshukai. El espíritu de los ninja, Kairós, Barcelona, 2013)

No creo que haya otro país en la Unión Europea, así como pienso que tampoco en el mundo, donde cada trimestre de un mismo año haya una convocatoria electoral distinta. En España, si. Siempre esa “marca” sella la diferencia. En 2015, ya está confirmado, tendremos cuatro procesos electorales a cuál de ellos más importante. En todos se dirimen cosas muy relevantes, unas confesables y otras menos. Todas las instituciones representativas del país, salvo los Parlamentos vasco y gallego (de momento) estarán sumidos en procesos electorales. Parálisis gubernamental.

Dos estaban programados, las elecciones municipales/autonómicas y las legislativas, siempre que estas no se adelanten. Dos son “imprevistos” donde se juegan intereses tácticos espurios a la vieja usanza de la partidocracia más clásica. La táctica es un elemento clave en la batalla, como bien apuntara el primer poema ninja citado más arriba. Aunque algunos lo olviden.

Lo que suceda a partir de todos esos procesos nadie lo sabe. Si deberíamos saber otras cosas, que son muy obvias. 2015 será un año más perdido aún que el maldito 2011, del que nadie por cierto quiere acordarse. La memoria en Política se aproxima a la del pez (aunque ahora dicen que no es de segundos y que se aproxima a los doce días; tanto da). Ya no se hace nada ni se hará nada. Ni una sola reforma (si es que ha habido alguna de verdad) asomará en el horizonte. Las instituciones, jugando al escondite, seguirán su proceso de descomposición paulatina e irreversible. No es tiempo de apuntalar nada. La casa está en orden, al menos hay que aparentarlo. (más…)